El fenómeno Trump tiene en vilo a EE.UU.

El magnate es un bufón que apela al enojo y al descontento de muchos votantes. Sus adversarios lo califican de peligroso. Pero su figura sigue inmune.



Agustín Eusse A. Editor (O) 13 Marzo 2016


En el duodécimo debate republicano, celebrado el jueves en Miami, el histriónico precandidato Donald Trump mostró un tono mesurado. Esta vez no hubo insultos personales ni broncas contra sus tres contrincantes: Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich. Algo insólito en el explosivo magnate neoyorquino de 69 años, acostumbrado a descalificar a sus adversarios, al punto, incluso, de burlarse de su virilidad.


El favorito, por ahora, para ganar la nominación presi­dencial por el Partido Republicano, prometió previamente que emplearía un estilo “más suave”. Efectivamente, durante las dos horas del encuentro, no hubo gritos ni interrupciones acaloradas. Pero mientras esa noche los cuatro precandidatos de derecha debatían sobre el comercio, la educación o la política exterior, en Los Ángeles, la cómica estadounidense Sarah Silverman se presentó en un programa de televisión vestida como el líder nazi Adolf Hitler, para burlarse así de Trump.


El multimillonario, que marcha a la cabeza con 461 delegados de los 1 237 requeridos para obtener la nominación presidencial en la convención republicana, en julio, ha sido comparado más de una vez con el dictador nacionalsocialista por sus comentarios extremistas sobre diversos temas. El diario Daily News tituló, por ejemplo, el domingo pasado: ‘Trump es Hitler’.


La verborrea del empresario, cuya fortuna se calcula en USD 4 100 millones según Forbes, ha originado un torbellino de reacciones. Hace unos días, los excandidatos presidenciales Mitt Romney y John MacCain pidieron a los votantes que no apoyasen a Trump, que ha tensado la situación en el partido con su populismo y sus promesas como construir un muro en la frontera con México, prohibir la entrada de musulmanes en EE.UU., revocar el acuerdo con Irán, declarar la ‘guerra comercial’ a los chinos. Y hasta bombardear objetivos  nucleares norcoreanos... 


Los republicanos anti-Trump invierten enormes recursos en propaganda contra el audaz empresario, resistido por las élites del partido, pero sin mayores resultados. Ni siquiera las advertencias de influyentes medios de comunicación, analistas conservadores o consejeros en seguridad, que lo acusan de impostor, han logrado minar su imagen. 


¿Podría haber algo más escalofriante que el presidente Donald J. Trump, indignado e impaciente, enfrentando una tensa crisis internacional, con el dedo sobre el botón que activa un arma nuclear?, pregunta Nicholas Kristof, premio Pulitzer y columnista del The New York Times. En verdad,  ¿el rubio magnate es un peligro para la seguridad nacional?


Eso es lo que tiene horrorizados a los observadores en el extranjero. Der Spiegel, la revista alemana, llamó a Trump “el hombre más peligroso del mundo”. Incluso, el líder de un partido nacionalista sueco (que comenzó como un grupo supremacista neonazi) ha repudiado a Trump. J. K. Rowling, autora de los libros de Harry Potter, reflejó la opinión de muchos británicos cuando tuiteó que Trump es peor que Voldemort.
Un primer punto que destacan los analistas es su increíble ignorancia sobre asuntos internacionales.

En uno de los debates más recientes, le pidieron que nombrara a las personas cuyas ideas de política exterior le inspiran respeto. Trump mencionó al General Jack Keane, y pronunció mal su nombre. Cuando le preguntaron sobre Siria el año pasado, Trump dijo que daría rienda suelta al Estado Islámico para que destruyera al gobierno sirio. “Eso es una locura”, opina Kristof. Todo el mundo sabe que el EI asesina o esclaviza a cristianos, ejecuta a los homosexuales, oprime a las mujeres... ¿Y Trump quiere que el EI invada Damasco?
“Trump ha reforzado los prejuicios y ha manchado la reputación de los estadounidenses a escala mundial. Está convirtiendo a Estados Unidos en un objeto de burla. Es el Ahmadineyad estadounidense”, sentencia Kristof.


Pero la posibilidad de que el próximo presidente sea visto como burla mundial, un bufón o un hombre peligroso no inquieta a sus seguidores. Magnates y  empresarios californianos que antes apoyaron al ‘establishment’ se han dejado seducir por el discurso simplificado y mesiánico de Trump, que sobrepasa el paradigma republicano-demócrata.


Ellos prefieren a Trump porque su discurso es más visceral que estructurado. Trump reniega de la política. El escritor y periodista Rubén Amón dice que su pujanza -la de Trump- se explica no desde la afinidad republicana, sino desde el fervor del populismo. 
“Quiere decirse que puede llegar tan lejos en la xenofobia, el patriotismo y el liberalismo, como puede reclutar muchos votantes entre los compatriotas desengañados, extrapolando a EE.UU. la expectativa de los fenómenos mesiánicos que Berlusconi inoculó en Europa”.

Amón cree que Trump es el menos ortodoxo de los republicanos pero el más conveniente entre ellos para disputar la Casa Blanca. Sobre todo porque el discurso de Ted Cruz se expone al rechazo de las minorías negra e hispana, a la incertidumbre del voto femenino y al recelo de las clases medias en las costas este y oeste del país.


Pablo Ximénez, corresponsal de El País en Los Ángeles, dice que Trump es la quintaesencia del ejecutivo estridente norteamericano. Personifica la imagen idealizada de los tiburones de los negocios que tiene el americano medio fuera de Manhattan.Para una parte de EE.UU., Trump queda como el hombre que se hizo a sí mismo, “realmente rico” como él mismo dice, que no necesita a la maquinaria de Washington y que sabe crear riqueza. Su eslogan de campaña encierra la idea de que el país ha cambiado para peor. “Hagamos que América vuelva a ser grande”.


¿Quién y por qué vota a Trump? Principalmente son  hombres blancos. El magnate se impone más ampliamente en la franja de los republicanos que no terminaron el “college”. Más de la mitad de sus votantes asegura estar indignada con Washington y su paralización. Se muestran decepcionados con el Gobierno y con el Partido Republicano y cuestionan que este haya sellado demasiados acuerdos con Obama. Otro dato: El 85% de los votantes de Trump quiere un presidente que no provenga del ‘establishment’ político.

Trump puede disputar la Casa Blanca como la derechista Marine Le Pen va a disputar el Elíseo. Con dos diferencias, según Amón. La primera es que Trump añade al bagaje del populismo la distinción de la antipolítica, el orgullo del ‘outsider’. Y la segunda, más inquietante aún, consiste en quepuede ganar.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
26 de mayo 2016
Mayo 15 2016
Mayo 8 2016
Mayo1_2016
24 abril 2016
18 de abril del 2016
10 04 20 16
2Abril_2016
26 de marzo del 2016
Marzo 19 2016
Marzo13 2016
5 de marzo del 2016
febrero 28 2016
21_feb_2016
13 de febrero del 2016
febrero 6 2016
Enero31_2016
23 de enero del 2016
Enero 17 2016
Enero09_2016
2 de nero del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12 diciembre 2015
5 de diciembre del 2015
29 noviembre de 2015
22 de noviembre del 2015
14 de noviembre del 2015
8 de noviembre 2015
1 de noviembre de 2015
24 de octubre del 2015
18 octubre 2015
11 de octubre 2015
4 de octubre del 2015
27 septiembre 2015
20_de_septiembre
12 de septiembre del 2015
5 de septiembre de 2015
30 de agosto del 2015
23 agosto 2015
16 de agosto del 2015
9 de agosto del 2015
2 de agosto del 2015
26 julio 2015
19 de julio del 2015
12 de julio del 2015
5 julio 2015
28 de junio del 2015
21 de junio del 2015
14 junio 2015
8 de junio del 2015
31 de mayo del 2015
24 de mayo 2015
17 de mayo de 2015
9 de mayo del 2015
3 mayo 2015
25 de abril de 2015
18 de abril del 2015
12 abril 2015
5 de abril 2015
29 de marzo 2015
22 marzo 2015
14 03 2015
8 de marzo del 2015
1 marzo 2015
21 02 2015
14 de febrero del 2015
8 febrero del 2015
31 enero 2015
24 de enero del 2015
18 enero 2014
11 enero 2015
4 de enero del 2014
28 de diciembre 2014
21 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 diciembre 2014
30 de noviembre
22 de noviembre
16 de noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
2 de noviembre 2014
26 octubre del 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 de octubre 2014
28 de septiembre de 2014
20 de septiembre 2014
14 de septiembre 2014
7 de sepiembre 2014
7 de septiembre 2014
30 de agosto del 2014
24 agosto 2014
16 de agosto de 2014
10 de agosto 2014
3 agosto de 2014
27 de julio de 2014
20 de julio
12 de julio 2014
6 de julio de 2014
28 junio 2014
22 de junio de 2014
15 de junio de 2014
8 de junio de 2014
01 de junio de 2014
25 de mayo
18 mayo 2014
4 Mayo 2014
27 abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Planeta