Los bosques boreales, entre el fuego y la vida

Desde un punto de vista ecológico, el incendio que arde en Alberta, Canadá, desde hace una semana, puede ser beneficioso

Redacción Tendencias (I) 15 Mayo 2016

Fort McMurray, la capital del petróleo de Canadá, es hoy una ciudad fantasma. Un incendio descontrolado que se inició el domingo pasado obligó a evacuar a 90 000 personas y devastó más de 230 000 hectáreas, un área equivalente a casi el doble de la superficie de la isla San Cristóbal.


Los incendios de bosques boreales en Canadá son muy comunes. En promedio, según el diario The Guardian, se queman dos millones de hectáreas al año. Muchos  de estos bosques necesitan del fuego para regenerarse. Pero, ¿cómo puede el fuego crear vida además de destruirla?


La respuesta se halla en la forma de crecimiento de algunos árboles. En bosques de coníferas, los pinos, abetos y cipreses buscan constantemente el sol por lo que sus semillas prefieren crecer en terrenos abiertos. Con el tiempo los árboles más grandes forman un paraguas que ensombrece el suelo del bosque. Cuando las piñas liberan miles de semillas muy pocas de ellas podrán germinar, pues ya no llega suficiente luz.


Después de miles de años de incendios naturales en zonas templadas, provocados por relámpagos, las coníferas han desarrollado dos tipos de conos. Por un lado tienen conos regulares que dispersan sus semillas de manera espontánea. Por otro lado, existen los conos serótinos, los cuales necesitan un desencadenante ambiental para liberar sus semillas.


Estos últimos son como cápsulas impermeables  que están selladas con brea resinosa. Muchos son capaces de mantenerse en buen estado durante décadas a la espera de un incendio. Cuando las temperaturas se elevan los conos serótinos se abren y liberan sus semillas que son transportadas por el aire caliente para formar nuevos bosques. Después del incendio, los suelos ricos en carbono e iluminados por el sol ayudan a las semillas a germinar rápidamente y brotar en abundancia. De la muerte del viejo bosque viene el nacimiento de uno nuevo.


“La regeneración de un bosque tras un incendio es importante porque hay un recambio generacional de golpe. De alguna manera abre nuevas posibilidades desde el punto de vista genético”, dice el botánico de la Pontificia Universidad Católica, Hugo Navarrete. De hecho, sin incendios forestales que rejuvenezcan a los árboles muchas especies de coníferas se extinguirían, pues no podrían pasar sus genes a nuevas generaciones.


Como una práctica de “conservación” y para evitar incendios catastróficos, en países como Canadá o Estados Unidos, donde los bosques boreales son abundantes, suelen provocar incendios controlados cada cierto tiempo. Así cuenta el botánico forestal Milton Tirado. Al no quemarse periódicamente, añade, el matorral y los árboles más pequeños acumulan mucho material combustible, no permiten la regeneración, y cuando el clima es seco y las temperaturas altas se producen incendios incontrolables.


Este fue el caso del incendio que dejó una deuda de  USD 9 billones en daños a Fort  McMurra y que se estima que no dejará de arder durante dos meses más, a no ser que lleguen las lluvias. Sin embargo, los incendios ocurren mucho antes de que exista el ser humano; entonces, ¿estaría bien intervenir? Para Tirado el ser humano forma parte de la naturaleza y hasta cierto punto el bosque y las personas se benefician mutuamente. Por el contrario, Navarrete argumenta que todo incendio es negativo, se pierde fauna, flora y un importante reservorio de CO2 y productor de oxígeno.


En Ecuador y otros países andinos, los incendios naturales no son comunes por lo que sus bosques no están adaptados al fuego. Según Navarrete, es casi imposible que se produzca un rayo sin lluvia en zonas tropicales.  


En estos países se realizan quemas controladas para aumentar la productividad de las cosechas y cambiar el uso del suelo, mas no para evitar incendios descontrolados. Por ejemplo en la costa ecuatoriana, cuenta Navarrete, se queman plantaciones de teca para que estos árboles crezcan más rápido. “Parece que el fuego provoca estrés en la teca y estimula su  crecimiento”, dice.  


Además, es común ver que en los páramos, como práctica cultural, se queman los pajonales para fertilizar los cultivos o para que crezcan nuevos brotes de hierba para el ganado. Sin embargo, estas prácticas tienen impactos devastadores en estos ecosistemas que no están adaptados al fuego; especialmente en los páramos, caracterizados por ser un importante reservorio de agua. Si se quema el pajonal que
protege al suelo, este se erosiona, se seca y se vuelve una tierra infértil.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
Mayo 26 de 2016
15 05 2016
8 de mayo 2016
1Mayo_2016
abril 24 2016
Abril 18 del 2016
10 4 2016
Abril3_2016
marzo 26 del 2016
19 marzo 2016
13Marzo 2016
marzo 5 del 2016
28 de febrero 2016
Febrero21_2016
febrero 13 del 2016
6 de febrero 2016
Enero2016_31
24 de enero del 2016
17 de enero 2016
enero 2 del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12/12/2015
diciembre 5 del 2015
29 de noviembre de 2015
22 de noviembre 2015
Noviembre 14 del 2015
8 noviembre 2015
1 de noviembre
octubre 24 del 2015
18 de octubre 2015
11 octubre del 2015
octubre 4 del 2015
27 de septiembre 2015
20 de septiembre 2015
septiembre 12 del 2015
5 de septiembre de 2015
Agosto 30 del 2015
23 de agosto 2015
16 de agosto del 2015
agosto 9 del 2015
2 de agosto del 2015
26 de julio 2015
19 de julio del 2015
julio 12 del 2015
5 de julio 2015
28 de junio del 2015
Junio 21 del 2015
14 de junio 2015
domingo 8 de junio del 2015
mayo 31 del 2015
17 de mayo 2015
mayo 9 del 2015
3 de mayo 2015
25 de abril de 2015
Abril 18 del 2015
12 de abril 2015
5 de abril
marzo 29 2015
22 de marzo 2015
14 marzo 2015
Marzo 8 del 2015
1 marzo del 2015
21 feb 2015
febrero 14 del 2015
8 febrero 2015
31 01 2015
enero 24 del 2015
18 enero del 2014
11 de enero del 2015
enero 4 del 2014
28 diciembre 2014
20 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 de diciembre 2014
22 de noviembre
16 noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
noviembre 2 del 2014
26 octubre 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 octubre 2014
28 de septiembre de 2014
14 septiembre 2014
7 de septiembre 2014
agosto 30
24 de agosto 2014
16 de agosto de 2014
Agosto 10 2014
3 agosto 2014
20 de julio 2014
12 de julio de 2014
Julio 6 de 2014
28 junio 2014
Junio 22 del 2014
Junio 15 de 2014
Junio 8 del 2014
01 de junio de 2014_
25 mayo
19 mayo 2014
12 mayo 2014
4 de Mayo 2014
27 Abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Ideas