Las armas biológicas contra el zika

Para controlar enfermedades como el zika, se han desarrollado estrategias naturales que reducen la población de ­Aedes aegypti

Redacción Tendencias (I) 13 Febrero 2016

Con un cuerpo de 7 milímetros, el Aedes aegypti parece estar genéticamente preparado para resistir los intentos del hombre para exterminarlo. Ahora, como principal transmisor de los virus del dengue, zika, chikungunya y otras enfermedades sin vacuna, este mosquito tiene en jaque a América Latina.

El Aedes aegypti es un viejo conocido en el continente. Desde 1993, con la creación de la Red Latinoamericana de Control de Vectores, se han invertido millones de dólares para erradicarlo mediante fumigaciones masivas, pero el mosquito no solo se ha vuelto más resistente sino que ha aumentado su población,  según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ello, algunos países han optado por alternativas naturales para controlar la población de este zancudo.

“El Aedes aegypti es un mosquito muy resistente, que se ha adaptado al ambiente del hombre. Hasta una tapa con un poco de agua es suficiente para que pueda poner sus huevos”, dice Catalina Salinas, especialista en enfermedades infecciosas. Con un comportamiento domiciliar, este mosquito se vuelve una amenaza más grande para las personas. Pero, ¿puede un pez zambo, unos mosquitos machos modificados genéticamente o unos larvicidas naturales ser la solución definitiva para frenar el zika o el dengue?

En la comunidad costera de San Diego Playa, a unos 40 minutos de El Salvador, familias enteras apuestan por el pez zambo como una solución alternativa para combatir el zika, informa la BBC. La iniciativa, que comenzó hace cuatro años para combatir el dengue, consiste en criar peces zambo en tanques o barriles abiertos, para que estos se coman las larvas que los mosquitos depositan en el agua. María Ángela Sosa, promotora de salud, informó al canal de televisión ruso RT, que al inicio del proyecto existían 17 casos de dengue en la comunidad, cifra que se ha reducido a cero.

El dengue, cuyas primeras vacunas se han probado en México, Filipinas y Brasil, deja a más de 390 millones de personas infectadas al año en todo el mundo. Así lo afirma un estudio sobre mosquitos machos transgénicos en Brasil, para controlar la población de Aedes aegypti.  Esta estrategia consiste en soltar mosquitos machos (no pican) que han sido previamente modificados genéticamente en el laboratorio, para que cuando se reproduzcan en la naturaleza, sus crías nazcan estériles, “y se corte el ciclo reproductivo del mosquito”, explica Salinas.

Infografía
Infografía
Biocotroladores del zika

En el 2010, en las Islas Caimán se logró eliminar un 80% de la población de Aedes aegypti utilizando zancudos machos transgénicos. Y del 2014 al 2015, el 95% de los mosquitos en Juazeiro, Brasil, han desaparecido. En ese país, más de un millón y medio de brasileños han contraído el virus zika desde abril pasado. Además, se investigan desde octubre más de 3 400 casos sospechosos de microcefalia en bebés, contra un promedio de 160 casos verificados por año, según la OMS.

En el 2014, Oxitec, la misma empresa que desarrolló la técnica de insecto estéril, elaboró un nuevo control genético para frenar las epidemias. Este consiste en introducir genes en los huevos de mosquito que les hacen dependientes de una sustancia llamada tetraciclina para vivir. Cuando nacen, los zancudos machos son liberados. Al reproducirse, si sus crías no son tratadas con tetraciclina, mueren. Según Oxitec, las poblaciones se reducen entre un 81% y un 93%, con lo que bajan los casos de transmisión de la enfermedad.

Asimismo, científicos han logrado crear mosquitos inmunes a las enfermedades con la ayuda de un pequeño microbio muy común: la bacteria Wolbachia. Esta bacteria frena la réplica del virus dentro del mosquito que trasmite la enfermedad. Una vez liberados, su descendencia nacerá con Wolbachia.

Al igual que estas estrategias, otros biocontroladores, como los larvicidas naturales -fabricados a base de frutas y vegetales- han demostrado ser eficaces para controlar las poblaciones de Aedes aegypti y reducir su impacto.

EN ENTREGAS ANTERIORES Atras
Mayo 26 de 2016
15 05 2016
8 de mayo 2016
1Mayo_2016
abril 24 2016
Abril 18 del 2016
10 4 2016
Abril3_2016
marzo 26 del 2016
19 marzo 2016
13Marzo 2016
marzo 5 del 2016
28 de febrero 2016
Febrero21_2016
febrero 13 del 2016
6 de febrero 2016
Enero2016_31
24 de enero del 2016
17 de enero 2016
enero 2 del 2016
27 de diciembre 2015
20 diciembre 2015
12/12/2015
diciembre 5 del 2015
29 de noviembre de 2015
22 de noviembre 2015
Noviembre 14 del 2015
8 noviembre 2015
1 de noviembre
octubre 24 del 2015
18 de octubre 2015
11 octubre del 2015
octubre 4 del 2015
27 de septiembre 2015
20 de septiembre 2015
septiembre 12 del 2015
5 de septiembre de 2015
Agosto 30 del 2015
23 de agosto 2015
16 de agosto del 2015
agosto 9 del 2015
2 de agosto del 2015
26 de julio 2015
19 de julio del 2015
julio 12 del 2015
5 de julio 2015
28 de junio del 2015
Junio 21 del 2015
14 de junio 2015
domingo 8 de junio del 2015
mayo 31 del 2015
17 de mayo 2015
mayo 9 del 2015
3 de mayo 2015
25 de abril de 2015
Abril 18 del 2015
12 de abril 2015
5 de abril
marzo 29 2015
22 de marzo 2015
14 marzo 2015
Marzo 8 del 2015
1 marzo del 2015
21 feb 2015
febrero 14 del 2015
8 febrero 2015
31 01 2015
enero 24 del 2015
18 enero del 2014
11 de enero del 2015
enero 4 del 2014
28 diciembre 2014
20 de diciembre de 2014
14 de diciembre del 2014
7 de diciembre 2014
22 de noviembre
16 noviembre 2014
9 de noviembre de 2014
noviembre 2 del 2014
26 octubre 2014
19 de octubre
11 octubre 2014
5 octubre 2014
28 de septiembre de 2014
14 septiembre 2014
7 de septiembre 2014
agosto 30
24 de agosto 2014
16 de agosto de 2014
Agosto 10 2014
3 agosto 2014
20 de julio 2014
12 de julio de 2014
Julio 6 de 2014
28 junio 2014
Junio 22 del 2014
Junio 15 de 2014
Junio 8 del 2014
01 de junio de 2014_
25 mayo
19 mayo 2014
12 mayo 2014
4 de Mayo 2014
27 Abril 2014
Adelante
VISITE TAMBÍEN: Ideas